Abandono del carrito: mitos y soluciones

Abandono del carrito
Publicado el 19 septiembre, 2022 por

El abandono del carrito es de lo más común tanto en las compras online pero… ¿Cuál es el verdadero significado de este comportamiento? Analízalo con nosotros.

¿Cuántas veces has añadido productos al carrito y al final no lo has comprado? Seguro que más de una y eso no quiere decir que el producto no te guste o no tengas en mente, comprarlo en otro momento. Por eso, es importante analizar los datos y para ello, debemos conocer los mitos que rodean al “abandono del carrito”.

En primer lugar hay que destacar un dato, y es que la tasa de abandono del carrito es superior al 70%. Sí, como lo oyes. Por esta razón es necesario un KPI de abandono del carrito, con la intención de interpretar los resultados.

Saber interpretar los datos puede ahorrarnos tiempo y recursos, por lo que un enfoque “positivo” puede transformar un pensamiento negativo en una oportunidad.

Y es que para analizar la tasa de abandono del carrito es necesario un enfoque correcto.

Cómo analizar la tasa de abandono del carrito

Lo primero que debes entender, es que puede haber diferentes razones por las que un usuario ha podido abandonar tu producto en el carrito. Estas razones son las que debemos conocer para aprovechar la información y convertirla en una oportunidad.

Un producto abandonado en un carrito de compra suele tener alguna de estas connotaciones:

  1. Me gusta
  2. Me gusta, lo compraré más tarde
  3. Me encanta, pero ahora no puedo permitírmelo
  4. Tengo que pensármelo

Lo importante es saber interpretar la información para darle la vuelta y monetizar la situación.

Qué hacer con los carritos abandonados

Como hemos dicho hace tan solo unas líneas, los carritos abandonados son una oportunidad. Piensa que no has perdido una venta, sino que que tienes una oportunidad de venta, ¡aprovéchala!

¿Qué podemos hacer en estos casos? Lo ciertos es que hay dos situaciones posibles:

  1. El cliente que no finalizó la compra estaba registrado (lo conocemos, tenemos sus datos)
  2. El cliente lo estaba logado y es desconocido (no tenemos sus datos)

Si tenemos en cuenta el primer caso, lo ideal puede ser enviar un pequeño descuento por email que le lance a comprar el producto. Lo importante en esta estrategia es no avasallar a al cliente, sino más bien hacerle sentir que tiene una oportunidad de comprar aquello que quería más barato. Esta estrategia se conoce como email marketing.

Sin embargo, en el caso de que el cliente sea desconocido, hay otras formas de impactarlo.

¿Te suena haber buscado un producto y poco después ver anuncios de ese producto en tus redes sociales u otras webs? A esta estrategia se la conoce como remarketing.

Esta opción está al alcance de todos y se consigue mediante una campaña de publicidad en Google (AdWords) o en Facebook (Facebook Ads).

Errores comunes: confundir tasa de abandono del carrito con tasa de abandono del proceso de compra

Es importante no confundir que el usuario añada un producto al carrito y se marche, con que este inicie el proceso de compra y finalmente abandone el ecommerce sin completarla.

  • Un carro de compra abandonado es una oportunidad
  • Un proceso de compra interrumpido es un problema de experiencia de usuario

Si se da el segundo caso, es posible que el usuario quisiera comprar pero en el proceso algo no haya salido bien o algo le ha generado un cambio de opinión por falta de claridad u otros aspectos como puede ser el coste de los gastos de envío.

Cómo calcular la tasa de abandono del carrito

La tasa de abandono del carrito es la relación entre la cantidad de usuarios que crearon un carrito en un periodo de tiempo determinado y cuántos de ellos no completaron la compra

Tasa de abandono = carritos abandonados / carritos creados x 100

 

Soluciones para evitar el abandono del carrito

La mayoría de las personas que dejan productos en el carrito y no comienzan la compra se debe a que “no era el momento”, pero en otras, esto puede deberse a otros motivos que podemos analizar y modificar:

  1. Largos procesos de verificación. Si para comenzar el proceso de compra, el usuario necesita llevar a cabo un largo registro de compra, es posible que algunos se echen atrás. Simplificar los procesos o facilitar la opción de compra “como invitado” puede ser una buena opción.
  2. Costes de envío altos. Si una vez entras en tu carrito, ves que los gastos de envío son elevados, tal vez te lo pienses dos veces o incluso abandones la compra. Buscar una empresa de mensajería con precios competitivos puede ser tu mejor baza.
  3. No contar con chat. Con un chat todo son facilidades; si un cliente duda sobre algo, tener a alguien al otro lado que resuelva su duda, puede suponer una compra directa.
  4. Información visible. Para que un ecommerce funcione es necesario que la información básica para los clientes esté visible. Aquí debe incluirse principalmente:
  • Tiempos de entrega
  • Política de devoluciones
  • Formas de pago disponibles

La tasa de abandono del carrito es algo que tu equipo necesita monitorear de cerca para asegurarse de que sus esfuerzos atraen nuevos clientes y obtienen conversiones.

Si necesitas poner a punto tu ecommerce o realizar una valoración sobre su estado y sus posibles mejoras, pero no cuentas con los conocimientos necesarios, podemos ayudarte. Ponte en contacto con nosotros.

Y si por el contrario, necesitas una tienda online para comenzar a vender tus productos, visita nuestro apartado Diseño de Páginas Web Profesionales e infórmate.